Experiencia

Fuerza Comunitaria en Acción hacia la Mitigación

Barrio Ingenio, Toa Baja, Puerto Rico

Localizadas en el llano costero del municipio de Toa Baja en la zona norte del archipiélago de Puerto Rico, Villas del Sol, Villa Calma I y Villa Calma II son comunidades que han sido construidas por su propia gente. Rodeadas por varios canales y próximas al río El Cocal, el caño Campanero, la desembocadura del río La Plata y el mar, presentan unos retos a sus habitantes en la lucha para tener una vivienda digna, en un país donde ese derecho es constantemente violentado.

Estas comunidades fueron seleccionadas por Habitat for Humanity of Puerto Rico para participar en el proyecto piloto a partir del cual se desarrolló esta caja de herramientas. Las organizaciones comunitarias participantes recibieron un estipendio por su participación y un presupuesto de $25,000 para implantar un proyecto comunitario que aportara a mitigar el riesgo a desastres.

Conozcamos un poco de cada una de las comunidades y de la Asociación de Comunidades Unidas Tomando Acción Solidaria (ACUTAS)

Las comunidades

Villas del Sol

Villas del Sol es un asentamiento de origen autogestionado fundado en 1992. Tras amenazas de desalojo por el municipio de Toa Baja debido a su localización en terrenos inundables, la comunidad constituyó una cooperativa para poder adquirir los terrenos donde ubica actualmente, en el barrio Sabana Seca. Del total de 170 socixs con lote asignado, actualmente residen allí unas 70 familias. Las experiencias laborales principales de sus residentes son en los sectores de la construcción y del servicio doméstico. Muchxs de sus residentes son inmigrantes de origen dominicano. Aun cuando los terrenos son propiedad comunitaria mediante la cooperativa, las familias tuvieron problemas para obtener ayuda de FEMA tras los huracanes Irma y María, por no poder demostrar la titularidad.

La comunidad no tiene servicios básicos de energía eléctrica, agua, alcantarillado pluvial ni sanitario, correo, entre otros, por lo que resuelven tales necesidades de manera autogestionada. Lxs residentes construyeron un centro comunitario, y al lado ubicaron un parque y huerto, y pavimentaron las calles con material descartado. Su estrategia incluye preparar el espacio para la instalación de contadores eléctricos en las viviendas, y colocar tuberías para la distribución de agua potable en las calles, listxs para que se supla el servicio. Las viviendas son de construcción popular y la actividad de autoconstrucción sigue viva. La experiencia de los huracanes ha llevado a la comunidad a construir en cemento y concreto.

Villa Calma (I y II)

Es un asentamiento de origen autogestionado fundado en 1971. Actualmente, hay aproximadamente 347 familias residiendo en ambos sectores, muchas constituidas por personas de edad avanzada. Si bien la comunidad está consolidada, la actividad de autoconstrucción continúa, atendiendo los estragos del huracán María y la secuencia sísmica. Con el huracán María, la inundación cubrió áreas significativas de la comunidad, por lo que lxs residentes suelen construir sobre columnas altas.

Organización comunitaria

Las tres comunidades cuentan con juntas de residentes. En Villa Calma I, la junta, Movimiento Abrazo Solidario (MAS) Villa Calma, Inc. cuenta con tres integrantes y es de reciente formación. La junta de residentes de Villa Calma II, Forjadores de Solidaridad, cuenta con diez integrantes. En el caso de Villas del Sol, a pesar de los retos que enfrenta, la Cooperativa de Vivienda, Autoconstrucción y Ayuda Mutua Villas del Sol, no reconocida por COSSEC, está muy activa. Es en ese foro donde lxs residentes toman determinaciones sobre asuntos colectivos.

Cada comunidad cuenta con un liderato que les representa y que se ha ido fortaleciendo en el camino, según van experimentando la necesidad de organizarse para resolver los innumerables retos que han enfrentado por años. Cada comunidad creó un comité y designaron una persona contacto. Ellxs son el motor y la vida de este proyecto.

ACUTAS, un junte entre las comunidades

La Asociación de Comunidades Unidas Tomando Acción Solidaria (ACUTAS) fue incorporada el 17 de octubre de 2018 y es la organización que provee acompañamiento en las comunidades, y que tiene su sede en un antiguo Head Start rescatado y accesible a las tres comunidades en el mismo barrio Ingenio. Allí ubican sus oficinas y ofrecen diversos servicios a la comunidad, tales como: estudios supervisados, actividades de desarrollo económico, apoyo tecnológico para la niñez y juventud, y actividades recreativas educativas. Tales servicios, aunque principalmente dirigidos a lxs residentes de Ingenio, Villa Calma I y II, y Villas del Sol, también se ofrecen a personas de otros pueblos de la isla. En fin, se creó como un junte entre las organizaciones de base comunitaria. A su vez, proveen apoyo a las comunidades en sus procesos de organización comunitaria.

ACUTAS funge como auspiciador fiscal de las organizaciones comunitarias y ha sido el enlace con el liderato comunitario para facilitar el proceso de participación y apoyar con materiales, tecnología y logística.
 

ACUTAS nombró a una de sus coordinadoras y líder comunitaria, María Cortés, como facilitadora del proyecto piloto desde la organización.

El proceso de planificación participativa ante riesgos

¡Manos a la obra! Tan pronto se recibió la noticia de la otorgación de la subvención, se comenzó el trabajo estableciendo la planificación participativa como eje central del proceso. 

El Enjambre acompañó a ACUTAS, que facilitó procesos para apoyar la organización comunitaria.

El 11 de mayo de 2021 se llevó a cabo un taller inicial facilitado por El Enjambre con personal de ACUTAS, quienes son, a la vez, líderes comunitarixs. Dicho taller titulado Riesgo, seguridad de la vivienda y organización comunitaria: Conceptos y contexto tuvo el propósito de establecer el plan de trabajo y los roles de cada persona en el proyecto piloto, construir desde sus saberes los conceptos de amenaza, vulnerabilidad, fortalezas, riesgo a desastres y mitigación, y reflexionar sobre los conceptos de participación ciudadana, organización comunitaria y educación popular. Lxs participantes hablaron de la historia y el desarrollo de sus comunidades.

Cada una de las comunidades contaba con una junta comunitaria antes del proyecto piloto. Facilitada por María Cortés, el 27 de mayo de 2021 se llevó a cabo una reunión con esas juntas comunitarias para explicarles el proyecto piloto y que fueran ellxs quienes decidieran el cómo y el cuándo. El liderato comunitario reunido diseñó un Comité Comunitario que estaría compuesto por 8 personas de cada comunidad.  Decidieron llevar a cabo reuniones comunitarias en cada 3 o 4 calles, para conocer cómo la gente percibe el riesgo a desastres en la comunidad e identificar al menos una persona por calle para representar a sus vecinxs en el Comité. Además, lxs líderes propusieron alternativas de nombre y por consenso se seleccionó el nombre del proyecto: Fuerza Comunitaria en Acción, al que, tras una reflexión posterior, se añadió, hacia la Mitigación (FUCAMI).

El 12 de junio de 2011 se llevaron a cabo 5 asambleas comunitarias donde participaron 56 familias. En cada actividad se desarrolló un mapa de riesgos. Lxs residentes identificaron a 4 personas de cada comunidad que se unen a las 4 personas de cada junta comunitaria para formar el Comité Comunitario. También identificaron a personas de la comunidad con conocimiento en construcción, para, mediante el intercambio de saberes, desarrollar junto al profesor de arquitectura Roberto García la Guía de Vivienda Segura

Se desarrollaron 5 talleres comunitarios coordinados por ACUTAS y facilitados por El Enjambre, donde participaron lxs miembrxs del Comité Comunitario para continuar los trabajos hacia el desarrollo del proyecto piloto fomentando el intercambio de saberes con el insumo de lo dialogado en las asambleas comunitarias.

  • 17 de junio – Taller comunitario: Riesgos a desastres: Una mirada colectiva (parte 1)

Incluyó las actividades Frecuencia e impacto histórico y potencial de los peligros que amenazan la comunidad  y Mapa comunitario de riesgos. 

  • 22 de junio – Taller comunitario: Riesgos a desastres: Una mirada colectiva (parte 2)

Incluyó la actividad Vivienda segura e insegura. 

  • 8 de julio – Taller comunitario: Diálogo de saberes sobre riesgos y vivienda segura: Reflexiones desde el saber popular y profesional

El planificador Félix Aponte Ortiz compartió información sobre el contexto regional, la cuenca del río La Plata y el proyecto de control de inundaciones, mientras que el profesor Roberto García dialogó con el grupo sobre técnicas de construcción segura. 

Este taller sirvió para repasar los factores que ponen en riesgo a la comunidad e identificar acciones concretas para atenderlos.

Todas las actividades de los talleres fueron diseñadas garantizando la participación del liderato comunitario y siguiendo la metodología de ‘aprender haciendo’, dando espacio para la discusión, para la exposición y aclaración de dudas y para un intercambio de conocimientos que partiera de las experiencias de lxs residentes.

Se crearon subcomités para atender asuntos específicos, como fue el caso del cómic (historia ilustrada). El grupo de personas interesadas en participar de la discusión y desarrollo temático del cómic se reunieron en varias ocasiones con la ilustradora y escritora para trabajar en conjunto sus ideas. Los temas escogidos para la historia del cómic fueron: el riesgo a inundaciones y la organización comunitaria.

El proyecto: Un centro de acopio para las comunidades

En el taller del 14 de julio se acordó el tema del proyecto y, a partir de una lista de opciones esbozadas tomando en cuenta las prioridades establecidas y las alternativas presentadas en las asambleas comunitarias, así como el presupuesto y el calendario, lxs líderes escogieron dos proyectos potenciales: (a) la construcción de un pozo y (b) el establecimiento de un centro de acopio y distribución de materiales y artículos de primera necesidad en situaciones de desastre. Este último resultó ser el proyecto viable.

Fueron casa por casa para validar con todxs lxs residentes la decisión del Comité Comunitario de que el proyecto sería finalmente un centro de acopio, garantizando una vez más la participación ciudadana en la toma de decisiones. El centro de acopio está localizado en un edificio en la sede de ACUTAS que ya se habilitó y que cuenta con artículos de primera necesidad y equipo de rescate.

Reflexionar sobre cómo se van dando los procesos para hacer ajustes o confirmar que se va por buen camino ha sido un elemento importante en este proyecto. Identificar fortalezas, beneficios y áreas a mejorar fue la agenda de una sesión de reflexión con el Comité Comunitario y ACUTAS llevada a cabo el 19 de agosto.

A lo largo del proyecto, el profesor de arquitectura Roberto García y su equipo de trabajo visitaron viviendas, se reunieron con el Comité Comunitario y con un grupo de constructorxs de las comunidades para identificar las áreas críticas a mejorar para una casa segura y hacer una guía para las personas que construyen sus propias viviendas. Se realizaron tres asambleas, una por comunidad, en las que se presentó la Guía de Vivienda Segura a sus residentes.

Puntos clave del proceso:

Lecciones:

Las lecciones han sido numerosas. Entre ellas, podemos mencionar las más importantes:

  • Se pueden desarrollar proyectos comunitarios adaptados a presupuestos pequeños y con recursos internos. Los pasos siguen siendo los mismos no importa el tamaño del proyecto: identificar la necesidad o el problema, presentar posibles soluciones, decidir por el proyecto, establecer el plan de acción, concretarlo y reflexionar a lo largo del proceso.
  • El plan de trabajo fue a corto plazo. Las comunidades desean y necesitan resultados inmediatos para las situaciones que enfrentan. Este proyecto se logró desarrollar en su totalidad en varios meses. En Puerto Rico no son muchos los ejemplos de acciones donde las comunidades ven resultados en corto tiempo.

Con el enfoque correcto y una estrategia bien definida, es mucho lo que se puede lograr. Y este proyecto es un vivo ejemplo de ello.

Herramientas desarrolladas como parte del proyecto FUCAMI: